• José Navalpotro

Hablemos de septiembre (IV): Marco Pedagógico Virtual

Quedan escasas tres semanas para ir recibiendo al profesorado en cada colegio de España. En Latinoamérica ya llevan algunos días de preparación de este nuevo curso en modelo virtual o no presencial. Y mi sensación es que todavía hay mucho que repensar para los próximos meses. Unos preocupados por las aulas, otros por distancias en el comedor, otros por los servicios del Colegio, otros en cómo seguir teniendo las aportaciones de las familias y que el Colegio pueda subsistir … y otros, preocupados por cómo enfocar las líneas de aprendizaje de los alumnos en sus diferentes etapas educativas, y preocupados también por cuál será la propuesta pedagógica que se puede presentar a las familias para explicarles bajo qué dinámicas aprenderán sus hijos y cómo van a ser evaluados desde esta perspectiva de aprendizaje de modalidad puramente virtual.



Uno de los factores críticos de desarrollo de un buen Proyecto Educativo en estos escenarios que estamos manejando es, como comenté en mi anterior artículo, la comunicación con las familias. Doy por supuesto, que el profesorado ya habrá sido parte importante en el desarrollo del contenido de esa comunicación y que supone un acicate y defensor de la propuesta pedagógica del Colegio.


Pero, ¿qué comunicar? Porque más allá de aspectos organizativos, sanitarios o funcionales del arranque del curso, debemos intentar hacer llegar cuál será el proyecto pedagógico que estará presente en esta segunda fase educativa a través de las clases virtuales.


Si desde los equipos de dirección pensamos que podemos empezar este curso, con la dinámica de clases similares a junio, creo que es un grave error. Grave error porque las dinámicas docentes tienen que haber evolucionado para atender a un alumnado que ya ha superado el factor sorpresa y motivacional que nos ayudó en el último trimestre del curso pasado. Y además, que no sabemos con certeza de qué manera evolucionará ni el tiempo que estaremos en esta situación de confinamiento controlado en algunas zonas o de asistencia parcial al colegio.


En mi opinión, y así vamos a proceder con todos los Colegios que hoy trabajan con MAECENAS en España y Latinoamérica, hay que presentar lo que he denominado el “Marco Pedagógico Virtual “. Sí, ya sé que a algunos de ustedes les sonará raro, a otros falto de criterio pedagógico por el debate de virtual /online /no presencial … como me gusta decir, “me valen cornetas” … desde aquí vaya mi opinión como persona especializada , que no experta, en dirección educativa, sobre cómo dar sentido ordenado y coordinado a una verticalización de la propuesta pedagógica, en este caso virtual, que puede regir el aprendizaje estratégico de todos los alumnos de un colegio. Es una propuesta personal desde mi experiencia en estos últimos años, estoy seguro y espero, que cada uno de los lectores de esta reflexión pueda desarrollar lo que considere oportuno, apoyándose si lo ve viable en esta propuesta.


Pero claro, si no teníamos en la era “ Precovid ” un proyecto pedagógico claramente definido y con todos los profesores alineados con él, será muy difícil hacer llegar a las familias un proyecto pedagógico basado en metodologías, tecnologías y recursos digitales que les haga entender nuestra propuesta para que sus hijos aprendan, y de paso, tengan claro que este escenario no es nuevo, si no que era algo que ya estaba ahí latente, y tapado por muchas personas que siguen empeñadas en que la Educación y la Escuela siga ajena a la realidad de esta nueva época social que ya estamos viviendo.


No obstante, y aunque quizás sea un poco tarde - depende del tipo y tamaño del Colegio - para andar con probaturas, no quiero dejar pasar esta ocasión para proponer cómo orientar ese Marco Pedagógico Virtual de un centro escolar.


Un Marco Pedagógico Virtual que llega para quedarse


No va de curriculum, si no que va de herramientas, metodologías, evaluación y tecnologías que permitan que el proceso de aprendizaje - también el de enseñanza - sea lo más efectivo posible. Lógicamente, si no hay un claro programa formativo de profesorado, será difícil aplicar de forma efectiva cualquier Marco Pedagógico.


Antes de entrar en una reflexión algo somera del concepto de Marco Pedagógico Virtual, os dejo este ejemplo claro, y sobre todo aplicativo, que desde el Colegio Reims y desde la visión de Paola Vallejo - Dirección Pedagógica - han preparado para entender un poco mejor esta reflexión. Lo importante no es solo el contenido, sino también la idea de que es algo real, que se está aplicando y que lo conocen todos los padres y alumnos. Coherencia pedagógica en toda regla.


Desde mi experiencia la composición de un Marco Pedagógico Virtual, debe abordar los siguientes aspectos:

  • Herramientas de comunicación e información interna y externa.

  • Metodologías inductivas en entorno virtual.

  • Estrategias y herramientas de evaluación en entorno virtual.

  • Herramientas y estructuras digitales que permiten mejorar el trabajo en equipo.

  • Recursos para la gestión emocional individual y grupal.

Si les parece, en lugar de desplegar cada uno de estos aspectos, hagamos un check list express, para que cada uno valore su realidad y estado de la cuestión. Pero seamos honestos. No vale ver donde no hay …

  • Disponemos de una plataforma de comunicación para familias, y todo se transmite a través de ella.

  • Todos los profesores utilizan un conjunto común de programas de videoconferencia según la necesidad de cada uno en su materia y curso, con criterios comunes de uso.

  • Tenemos definido un conjunto de metodologías inductivas, que aunque no sean las mismas que en las sesiones presenciales, son comunes a todos los profesores y están adaptadas para el aprendizaje y dinámica virtual. Se despliegan en cada etapa educativa. Hay una supervisión de la correcta estrategia empleada por cada profesor, y reuniones de control de calidad de las clases.

  • Tenemos definido un conjunto de herramientas de evaluación que habilitan una evaluación formativa - con diferentes instrumentos de evaluación - y dan sentido a las metodologías utilizadas.

  • Tenemos un conjunto de herramientas colaborativas digitales para el claustro, que nos permite crear rutinas digitales para la eficacia de los equipos docentes. Estas herramientas permiten entre otras cosas un equilibrio para poder combinar bien los espacios de vida laboral y familiar. Estamos trabajando el triple por falta de organización y estrategias más ágiles.

  • Tenemos espacios donde trabajamos con los alumnos, y en ocasiones con las familias, los principales aspectos de la inteligencia emocional, para afrontar de manera proactiva la realidad de lo que estamos viviendo y lo que puede suponer en nuestra vida futura y en el mundo.

Solo una breve descripción de la base de un buen Marco Pedagógico Virtual. Esto ha llegado para quedarse. Y de nuevo los Colegios y sus equipos de dirección, debemos hacer el esfuerzo por adaptarnos, crecer y ser una solución REAL de futuro.


Nos quedan 20 días de calentar motores. Aprovechemos para aclarar ideas - nadie lo hará por nosotros - y trabajar de forma acertada al iniciar el curso. Sea como sea.


Nos vemos en las redes¡ #refresh #cerogrados #estrellasyestrellados


903 vistas1 comentario