VIVIR EN TIEMPOS COVID. 2021 LOADING ...

Vivimos unos momentos complicados y llenos de incertidumbre para todos los sectores sociales. Sin lugar a dudas, la Educación no está exenta de esta realidad y tiene que plantearse cuáles son sus nuevos retos para tener sentido ante una sociedad tan cambiante y poder actuar de manera consciente ante el nuevo escenario al que nos enfrentamos. Los escenarios de los Proyectos Educativos se han vuelto exponencialmente más exigentes, y esto afecta de manera directa a los centros educativos en todo el mundo…


Con este texto introductorio comienza el proyecto estratégico del último colegio con el que voy a trabajar en España. Un proyecto de dirección que posibilitará que puedan afrontar con garantías de gestión eficaz - el éxito ya veremos si llega o no - los próximos 3 años.


Acaba este año 2020. Un año para valientes, intrépidos, visionarios y aventureros de la Educación que ya estaban listos para estos tiempos de crisis mundial.


Si. Estaban listos porque este tema de la pandemia en Educación ha estado centrado en ámbitos de entorno de aprendizaje virtual y no en temas de ámbito sanitario como más de uno ha querido priorizar en su Colegio.


Esta afirmación a más de uno le remueve en la silla … pero GASTAR en medidas sanitarias extraordinarias, desde mi punto de vista, es tirar con pólvora del rey, y en muchos casos, una medida básicamente de marketing de cara a las familias. Por supuesto que hay que tomar las medidas necesarias - que ya conocemos -, pero todos hemos visto como el gran esfuerzo necesario en las medidas básicas se iban por la borda con esos “locos bajitos” y su necesidad imperiosa de dar rienda suelta a su ansia de convivir, jugar y disfrutar en el Colegio.


Aún así, este periodo navideño no ayuda a seguir pensando de manera más sosegada como afrontar esta nueva fase del Covid, una vez visto que salvo excepciones muy contadas, los centros educativos no son fuentes principales de contagio. Ahora llega el momento de pensar más allá y ver como reordenamos nuestros Proyectos, dejando alineados los temas sanitarios, y relanzando con fuerza el aprendizaje, que con nuevas estrategias y herramientas, nos ha dejado este esfuerzo titánico que, para profesores y alumnos, ha supuesto el aprendizaje virtual e híbrido.


Pues si. La gran pregunta que ahora debemos hacernos como directivos escolares es : ¿ que sacaremos de rendimiento a todo este esfuerzo de un año, cuando el COVID suponga ya una enfermedad vista de forma más común ?


El gran reto será retomar las dinámicas habituales de las aulas - cosa que en realidad sería un error- con la herencia que nos deja este cambio acelerado que está suponiendo toda esta etapa, porque igual que los buenos directivos supieron anticipar muchas de las realidades que nos ha impuesto el confinamiento, ahora toca saber como enriquecer nuestro proyecto educativo con lo que nos va a dejar esta pandemia.


¿Realmente podemos pensar que el Colegio puede seguir ofreciendo lo mismo que antes ofrecía ? ¿Cuál será el proyecto que convierta en una opción diferenciadora a nuestro Colegio?


Preguntas importantes para los equipos directivos porque la sociedad, las familias, los alumnos y por supuesto, nuestros profesores más talentosos nos van a solicitar, demandar o exigir - según el caso - que seamos algo más de lo que eramos. Que todo esto … haya servido para algo.


Si ahora atendemos virtualmente a los niños en cuarentena por COVID, ¿haremos lo mismo con niños ausentes del Colegio por situaciones médicas, personales o familiares que no sean COVID?


Si ahora hacemos tutorías virtuales con los padres de alumnos, sin importar donde se encuentren, ¿haremos esas tutorías virtuales facilitando que se incrementen en el curso, y favoreciendo así la conciliación escuela/trabajo de los padres y madres de familia?


Si ahora hacemos formación de profesorado híbrida o puramente virtual - en modelo sincrono y asincrono - dejando de lado los modelos basados en interminables sesiones presenciales en viernes tarde y sábado mañana-, ¿seremos capaces de diseñar planes de formación para profesores basados en necesidades personales y con todos los recursos que ahora tenemos y que ya han entrado de lleno en muchas culturas de nuestros colegios?


Y por último - para no alargarme demasiado - ¿seremos capaces de diseñar un proyecto educativo que ponga sobre la mesa lo que realmente nuestros alumnos van a necesitar de cara a la próxima década?


¡Porque ahí está! Estas son algunas de las claves para una sociedad muy tecnificada, automatizada y robotizada - ya imparable - que necesitará una escuela que forme ciudadanos que entiendan y gestionen esa realidad y que dispongan de recursos emocionales, relacionales o comunicativos para que sean los agentes que compensen el inevitable proceso de destrucción que puede generar una sociedad muy oscilada hacia el mundo tecnológico.


Ya me voy. Lo primero, gracias a mi equipo de trabajo. Esa cuadrilla de “samurais” de la Educación - por si no lo sabíais “samurai” significa servidor - que siempre están ahí, dispuestos a sacar lo mejor de sí para dárselo a los demás … y siempre desde la mejor de las disposiciones ante mis propuestas arriesgadas, desafiantes y - a veces -imprudentes.


Gracias a los que habéis confiado en mi trabajo y en el trabajo del equipo de la Fundación Maecenas a lo largo y ancho del mundo durante este periodo inolvidable de nuestra historia social y educativa. Gracias a todas las personas e instituciones que han puesto en nuestro trabajo y consultoría toda la confianza para hacer que sus proyectos sigan desplegándose con fuerza en tiempos tan convulsos como estos.


El 2021 viene con fuerza. Peor no podrá ser. Nos toca adaptarnos, crecer y seguir sacando lo mejor de nosotros mismos.


Cuidaros. Y como siempre … ¡¡ nos vemos en las redes !!



“Sin cambio no hay innovación. Aquellos que inician el cambio, tendrán una mejor oportunidad para administrar el cambio que, con toda seguridad, es inevitable”



Entradas destacadas
Entradas recientes