LA INCERTIDUMBRE DE LA DIRECCIÓN ESCOLAR


En unas semanas tendremos en Toledo el primer evento que se realizará en España para directores de Colegios. Llega “FORUMEDUCA” (www.forumeduca.com) de la mano del fantástico equipo de eworld team liderado por Agustín Torres y Eduardo Berrocal, y en el que tengo el placer de participar.


Lo diferente de este evento - y es lo que ha marcado la diferencia - es que uno no va porque quiere, sino porque tiene sentido que vaya. Y el motivo principal es que no hablamos de equipos de dirección escolar. Por fin quedan atrás los congresos de bolsa en mano, visitando stands para ver que me regalan. Hablamos un evento para directores que tienen capacidad de decisión y que por lo tanto deben de estar en el escenario ideal para poder compartir, entender y asumir … que vienen tiempos complejos, vienen tiempos de incertidumbre.


Porque aquí, el foco se está poniendo en el profesorado, en las clases hibridas, en el aprendizaje, etc .. pero que nadie olvide que al final, los proyectos, las líneas estratégicas, la capacidad de visión, los recursos … todo esto depende de los equipos de dirección, y afinando un poco más y conociendo la realidad de cómo se gestionan los equipos de dirección de los Colegios, en la mayoría de los casos, de la dirección general o titular de los Colegios. Y por lo que yo veo, y hablo con muchos de vosotros, hay una incertidumbre y un halo de pesimismo que a más de uno le pasará factura en los próximos años.


Y uno puede pensar que es pesimismo, pero no. No creo que sea así. Los que me conocéis bien y trabajáis conmigo sabéis perfectamente que ese término no está en mi diccionario. No suelo abrazar “enmuñonado” las decisiones a tomar, sino que lo hago a abrazo pleno, de esos fuertes que casi no te dejan respirar.



Básicamente lo digo porque mi trabajo actual - orientado a conocer y asesorar necesidades directivas y de proyecto en diversos colegios e instituciones del mundo - detecta dos problemas generalizados: la falta de consciencia de lo que pasa - y de lo que viene - y falta de capacidad técnica y de conocimiento profesional para desplegar un proyecto competente en los próximos 5 años. Me queda la tranquilidad de que ninguno de los que leen este artículo está en esa situación … ¿verdad?


Mucho se está hablando de que las máquinas nos quitarán empleo, que se ocuparán de dinámicas que los humanos no seremos capaces de hacer con la misma velocidad o precisión … pero quizás la gran pregunta no es qué nos quitarán las máquinas, si no qué nos dejarán las máquinas. Y para eso, hay que tener una mirada profunda y amplia que nos permita entender las bondades que debe tener un buen Proyecto Educativo para ese cercano 2025. Yo al menos no me atrevo a ir más allá. Si me arriesgo a pensar - dentro de esta costumbre mía de incordiar- que en este quinquenio se van a sentar las bases de grandes cambios estructurales que serán determinantes en el siguiente. Es decir, la gran revolución vendrá entre el 2025/2030 … ahora lo que se está es “cociendo” lo más grande, y más, después de esta pandemia que ha acelerado de pleno el paradigma educativo.


Vamos a entrar en un escenario complejo también en las organizaciones educativas. Cada vez es más habitual, la compra de Colegios como proyectos de inversión económica, o la unificación en grupos institucionales de titularidad privada o religiosa. En mi opinión no es el hecho en sí, respetable como cualquier dinámica actual de mercado o de reorganización de empresas de cualquier sector. El gran problema es la pérdida de identidad educativa - bien por vulgarización o por indeterminación - y la entrada a puestos de dirección de personas ajenas al sector o precariamente preparadas pues son promocionadas internamente sin la más mínima experiencia en la alta dirección educativa. Por que aunque no lo crean … en los Colegios también las altas direcciones existen, y tienen que estar bien preparadas.


Lo que al final se deduce es que vienen épocas condicionadas por factores que van mucho más allá de las competencias digitales o emocionales de los profesores. Creo que eso es trivializar la Educación, su potencial y su responsabilidad social.


Lo que viene de verdad es una pobreza de Proyectos Educativos enorme, anclados en tiempos pasados que ya no tienen ningún tipo de sentido en esa “era de la humanidad” de la que habla Marc Vidal. Una pobreza educativa de base, que debe ser combatida por direcciones que realmente no solo creen que lideran - nadie sigue a alguien que solo demuestra “buen rollito” - sino que ponen en la mesa conocimientos profundos del sector educativo y habilidades para implementar un verdadero colegio para esta década que acabamos de comenzar. Ahora sí que toma toda la fuerza del mundo la idea de que con el liderazgo no solo se nace … también se hace y se construye a base de duro trabajo y buenos resultados asociados al mismo. Visión, acción, resultados.


Está muy bien que hablemos de innovación, cuando en realidad lo que hay es mucha mejora continua. Es decir, mejorar lo que ya hacíamos sin realmente implementar dinámicas profundas de cambio, fruto del análisis de estos escenarios futuros que tanto deben ocuparnos.


Y mientras tanto llega “ForumEduca” donde se debe plasmar que las direcciones escolares somos algo más que meros pensadores del futuro, y dar #carpetazo definitivo a esos perfiles directivos burocráticos del pasado.


Nos vemos en las redes¡¡



«Si no tienes una visión, vas a estar atrapado en lo que sabes. Y lo único que sabes es lo que ya has visto». ( Iyanla Vanzant)

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.