El LIDER DESDE LA TECNOLOGÍA. Desde GE a Google

June 26, 2017

Semana de cierre de curso académico en USA, y semana previa a mi último viaje a España. Interesante cierre de nuestro posgrado de innovación, que ya toca su ecuador, y regreso a Córdoba para trabajar con mi gran amigo y director Joaquín López, en la estrategia de la Institución Educativa Peques Alauda, y de la Fundación Maecenas.

 

Al final de julio, vuelta a España con la familia, y cerramos este apasionante ciclo en USA, con un buen puñado de proyectos que desarrollaremos en España a partir de Septiembre. Seguro que marcamos tiempo de paso… de eso estoy más que seguro.

 

 

No cabe duda de que debemos saber mirar el momento social en el que estamos, y con esa visión crítica y estratégica, hoy os traigo la opinión de dos grandes CEOs y de Google, sobre lo que constituye ser líder en una organización. 

 

Visiones que complementan lo hablado hasta ahora en otros posts, y que a todos los que nos dedicamos a la dirección escolar activa (con toda la intención lo de activa) debemos tener en cuenta de cara a este nuevo escenario que estamos viviendo.

 

GENERAL ELECTRIC, es una de las  mayores compañías eléctricas, si no la mayor, de Estados Unidos desde que fue fundada por Thomas A. Edison.  Jack Welch, fue uno de sus principales presidentes ejecutivos, y aportó su visión de lo que debería ser el liderazgo de una organización, desde 3 grandes ideas:

  • Cuidar a las personas e interesarse por ellas.

  • Darles un propósito de visión organizacional.

  • Fomentar la comunicación de manera personal.

Junto a éstas tres grandes propuestas, enmarca una cuarta idea que creo que es su gran aportación: desarrollar una cultura organizacional, en nuestro caso, de centro educativo.

En mi opinión, esa es la gran variable, que con el paso de los años, toma una importancia crítica en el éxito del liderazgo: ¿qué estamos haciendo? ¿para qué lo estamos haciendo? ¿Dónde queremos llegar con lo que estamos haciendo?

 

En segundo lugar, hablaremos de CISCO SYSTEMS y de John Chambers, su presidente ejecutivo y CEO hasta Julio de 2015. Chambers simplificó las líneas principales de un líder en cuatro aspectos:

  • Determinar la visión de y estrategia de mi organización.

  • Desarrollar un equipo de lideres para la implementación y desarrollo de la visión y de la estrategia ( no vale sólo con acompañar ).

  • Desarrollo de una cultura organizacional.

  • Saber comunicar todo lo anterior.

Simplemente como suena. Leyendo esto, ¿tenemos la formación estratégica en las direcciones de los Colegios para desarrollar este escenario con nuestros profesores? Yo creo que no. Y este es el gran reto de los equipos directivos en el mundo entero: profesionalizar la dirección y con ella la visión y la estrategia.

 

En último lugar, os traigo un bonito proyecto que GOOGLE, desarrolló en 2009, y que lo denominó PROYECTO OXIGENO.

 En él, se preguntaban cuáles eran las principales cualidades de un líder, y desarrollaron un programa de implementación de las mismas.

Inicialmente partieron de una evaluación 360º (aprovecharon 10.000 datos de sus evaluaciones de desempeño) en la que se midieron lo que dicen los colaboradores de sus superiores y los premios a los mejores responsables de personas. Manejaron más de cien variables, pero no se quedaron solo con los datos numéricos, sino que tomaron frases, palabras, elogios, quejas y comentarios en general. Al principio, ellos iban pensando que iban a encontrar una correlación directa entre “mejor jefe” con confianza y libertad. No olvidemos que en las empresas de Silicon Valley no se estila el control y que no hay que fichar todos los días. Por lo tanto, el punto de partida no dejaba de tener cierta lógica.

 

Sin embargo, se equivocaron.

 

Según los resultados del análisis, los ocho hábitos que crean un buen líder, desde el entorno Google, son:

 

1. Ser un buen coach: ayudar al equipo a triunfar

 

En este apartado se incluye la capacidad de dar feedback al equipo que diriges y de sentarse uno con uno para atender sus dificultades.

 

2. Empoderar a los miembros del equipo y no hacer micro-administración (tratamiento aislado de los aspectos críticos)

 

Muchos directivos se adentran en tareas cotidianas, incordiando a sus equipos y olvidan lo más importante: gestionar la estrategia, darles poder, libertad y seguimiento a su trabajo.

 

3. Interés por el éxito del equipo y por su bienestar personal

 

A veces se cree que la persona puede dividirse dentro o fuera de la organización. Es un error. Un buen líder se ha de preocupar porque la persona se sienta bien en su conjunto. En este apartado, Google también incluyó la transición de los nuevos empleados (cuántos nuevos profesores son prejuzgados antes de poder atender y ver su verdadero potencial)

 

4. Ser productivo y orientado a los resultados

 

En este apartado se incluye la productividad y todos los medios que ha de brindarse para que el equipo en su conjunto alcance sus resultados. Un directivo majo pero que no logra resultados, es un mal directivo. Cuántas veces caemos en la simpatía mal entendida, y anteponemos nuestra percepción a los objetivos del Colegio¡

 

5. Comunicar y escuchar al equipo

 

Puede que esta sea una de las habilidades más complejas de desarrollar, ya que la comunicación ha de ser bidireccional, tanto del líder hacia el colaborador como viceversa. Y lo que es más importante: Comunicar no significa solo informar, sino verificar que se ha comprendido. Como decía Alex Rovira : no podemos no comunicar. Nunca será suficiente. Y si no se entiende, será SIEMPRE, responsabilidad directiva.

 

6. Apoyar a los miembros del equipo en el desarrollo de sus carreras profesionales

 

Las personas con talento quieren mejorar y un buen líder les brinda los medios para que todo ello ocurra. En esta época de final de curso, los buenos talentos se mueven… y si se quedan con nosotros, es porque entienden que su progresión está asegurada a nuestro lado. CUIDAR LA FORMACIÓN Y OFRECERLA DE FORMA INCANSABLE.

 

7. Visión y estrategia clara para el equipo

 

Un buen líder es aquel que además sabe contar con todo su equipo para alcanzar la estrategia prevista. Con sus virtudes y defectos, sabiendo colocar a cada uno en su lugar. Claro ejemplo de lo que Zidane ha realizado con toda la plantilla de su equipo durante esta pasada temporada. Cada uno tiene su sitio, y su importancia vital en el proyecto y en la estrategia.

 

8. Habilidades técnicas para ayudar al equipo

 

Y “curiosamente” el último hábito de los mejores líderes de Google era que estos ayudaran técnicamente a sus empleados. Saber tanto o más que ellos. Lo que Bass denominaba “liderazgo instruccional”. Permitir el intercambio horizontal para crecer de forma conjunta, sin importarnos desnudar nuestras debilidades y conocimientos.

 

Pues bien, lo más impactante fue que dichos resultados no siempre coincidían con las políticas de selección y desarrollo de sus directivos. Por ello, hicieron un cambio de estrategia y comenzaron a formar a sus líderes en los ocho hábitos anteriores y el resultado volvió a sorprender. Después de un año, los directivos de peor desempeño mejoraron un 75 por cierto la satisfacción de sus equipos.

 

Quizás la gran aportación de Google en este sentido son los datos científicos a sus visiones sobre liderazgo.

 

Esto hace que un proyecto como OXIGENO sea muy inspirador para el mundo educativo.

Ojalá que este artículo sirva para enfocar bien la formación, selección y desarrollo de nuestros directivos escolares.

 

Aquí os dejo el artículo que New York Times publicó al respecto. Una joya de lectura.

 

http://www.nytimes.com/2011/03/13/business/13hire.html?pagewanted=all

 

Nos vemos por la redes! Buena semana¡

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

LA DIRECCIÓN ESCOLAR Y SU EXPONENCIALIDAD: SER UN LIDER KNOWMAD

February 4, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags