UN PROYECTO EDUCATIVO AL 2020?

May 22, 2017

Cuando este post esté en tu buzón de correo o moviéndose por las RRSS, estaré ya pisando suelo español… especialmente emocionado ante ese horizonte que se presenta al estar cercano el final de mi aventura profesional en América. Toca el momento de pensar en cómo damos forma a todo lo aprendido, reflexionado y compartido en estos años en tierras estadounidenses, mexicanas, colombianas, dominicanas, peruanas… ahora toca empezar a ver de lo que somos capaces de cristalizar en España. Llega el momento de generar valor…

 

 

Pues sí, hablábamos de la T. Del directivo en “ T ”.

 

Un directivo escolar con una base de experiencias, conocimientos y habilidades que le permitan , junto al equipo del que forme parte, dar sentido a un Proyecto Educativo en estos albores del siglo XXI.

 

Por centrar el asunto, y es tan sólo mi opinión, este el escenario educativo y social en el que me veo inmerso como directivo escolar:

 

1.- Auge y despliegue de un nuevo concepto de aula, modelos de aprendizaje, tecnología educativa y necesidades del alumno para un nuevo escenario laboral y profesional.

 

2.- Profesores en crecimiento exponencial en los campos anteriormente citados, con una brecha importante con respecto a los nuevos profesionales de la educación. Escuelas de Magisterio con mucho por contextualizar en la mayoría de los casos.

 

3.- Leyes y políticas educativas nacionales e internacionales excesivamente centradas en currículos cerrados y con obsesión por resultados comparativos que están desconectados social, cultural, histórica y culturalmente hablando.

 

4.- Una sociedad que está exponencialmente volcada en la tecnología, en un futuro visto desde la convivencias con las máquinas, los robots, las bases de datos, y la conectividad masiva.

 

5.-  Una escuela en la que no tenemos claro hacia dónde irá todo esto, y cuál será definitivamente nuestra función social en un mundo global, líquido, hiperconectado y cambiante de la forma más radical que se recuerda.

 

Estoy seguro que podríamos añadir algunas tendencias más , pero desde un escenario educativo, esto es lo que desde mi visión, se nos presenta para los próximos años.

 

Lejos de desanimarme, y tampoco pretendo hacerlo contigo, que me acompañas dos veces por semana a través de este medio, lo que esto me inspira es a poner las líneas maestras de por dónde vamos a llevar, y digo vamos pues pienso en el equipo de trabajo con el que convivo en la Fundación Maecenas, nuestra visión de un Proyecto Educativo 2020.

 

LOS GRANDES EJES SOBRE LAS QUE CONSTRUIR

 

Lo importante una vez abierta la veda es proponer. Y los que me conocen saben que lo importante es empezar a ser conscientes de qué sabemos como directivos escolares, y hasta dónde tenemos claro por dónde ir, y cómo empezar. No debemos llevar a nuestros colegios a una situación de incertidumbre por nuestra falta de formación, criterio y visión de lo que viene o está previsto socialmente en los próximos años.

 

Mi propuesta de un centro educativo y que constituirá el eje horizontal de la T de un directivo escolar 2020, se define en las siguientes áreas:

 

1.- BIG DATA EDUCATIVO y PERSONALIZACIÓN

 

El mundo se mueve hacia los datos. Los datos medidos, contrastados y que nos permitan conocer a nuestros alumnos en dimensiones que no queden exclusivamente orientadas a lo académico. En los colegios, ahora mismo lo único que se mide ( y no siempre ) en grandes datos es lo académico. Y debemos pensar que lo académico, que nos ha acompañado a lo largo de nuestra historia, será un punto más de la medición de lo que dan de sí los alumnos en la Escuela. Ahora todo se está orientando al Big Data para conocer necesidades, tendencias, crecimientos… y la Escuela no debe estar ajena a esto. 

 

Quizás la cuestión es por donde empezamos¡ No os preocupéis que ya llegará, pero lo importante es saber y conocer este campo que supone el alimento de lo más grande: la Inteligencia Artificial.

 

2.- PENSAMIENTO COMPUTACIONAL, ROBÓTICA Y PROGRAMACIÓN

 

Basta con ver las estadísticas de las tendencias laborales, para saber que nuestros alumnos ( partamos de los alumnos de 2/3 de ESO ) que se incorporan al mundo laboral, más o menos, en 2025, van a trabajar en profesiones que desconocemos totalmente, excepto en una cosa: tendrán un marcado contenido computacional y robótico.

 

 

Aquí tenemos que sumar las impresoras 3d, la realidad aumentada, la realidad virtual, la robótica… un escenario espectacular que hará de nuestros colegios, o de aquellos que sepan asumir y liderar este cambio, verdaderos laboratorios de investigación, creatividad y buenas ideas.

 

El aspecto crítico será en entender que este área no es una asignatura más… es la esencia de una nueva competencia sobre la que tendremos que pivotar en muchas de las áreas que ahora definen nuestro currículo. Currículo, que por cierto, puede – y debe- tener las horas contadas … y si no, tiempo al tiempo.

 

 

 

3.- NUEVOS MÉTODOS DE APRENDIZAJE, METODOLOGIAS INDUCTIVAS

 

En este área estamos. Lo que muchos colegios denominan INNOVACIÓN, se basa en la introducción de metodologías que llevan muchos años ya entre nosotros, pero el poder del estrado es tan poderoso… los proyectos, los problemas/retos, la gamificación, el cooperativo, el flipped clasroom… todo aderezado con la potencia de la tecnología e internet. Un nuevo escenario metodológico que reclama nuevas formas de evaluación.

 

Escenarios dónde nuestros alumnos van a poder desarrollar competencias clave para su desempeño profesional en un mundo robótico y artificial ( toma de decisiones, resolución de problemas, trabajo en equipo, liderazgo … ).

 

Aquí están muchos Colegios intentando dar con la tecla del arranque… pero esto, no es innovación. En realidad supone una actualización a marchas forzadas para seguir manteniendo ritmo social.

 

4.- INTELIGENCIA EMOCIONAL y PNLE ( Programación Neurolingüística Educativa).

 

Si algo nos va a hacer competentes en un futuro, será mantener y desarrollar aquello que un mundo computacional nunca tendrá: emoción, motivación, autoestima, es decir : relación humana.

 

Los Colegios debemos hacer un gran esfuerzo por trabajar con estas generaciones en proponer proyectos y programas que desarrollen las habilidades emocionales que nos está robando la tecnología. Valores y emociones conjugados.

 

Soy muy critico y tengo muchas dudas, si estamos promoviendo unas generaciones huérfanas de emociones y en su capacidad de gestión de las mismas. Demasiada hiperprotección ? Urgen programas verticalizados en estos campos.

 

 

Junto a estos aspectos aparecen líneas de trabajo importantes como la internacionalización, los nuevos espacios para el desarrollo del aprendizaje, habilidades y competencias de ámbito lingüístico… que dan forma final a la estrategia de un equipo de dirección actual.

 

Entiendo que todo esto puede resultar tremendamente disruptivo, comprometedor e incluso molesto. Pero si alguien pretende que diga que estamos de maravilla… mucho trabajo por delante en la INNOVACION DIRECTIVA.

 

Pero hay una cosa innegable: la sociedad en la que vivimos ha iniciado una revolución exponencial imparable, y para que la Escuela tenga sentido, debe actualizar sus objetivos y adaptarlos a esta revolución.

 

Desde las direcciones de Colegios, debemos apostar por una visión más amplia y reflexiva de lo que viene … y no olvidemos que ya no viviremos de la selectividad, PAU o como quieran ahora llamarla, ese anuncio de prensa … ya no tendrá sentido.

 

El jueves un buen video de Inteligencia Artificial. ¿Cómo puede ser que IBM, Facebook, Google, Uber y Microsoft , hayan invertido mas de 2.500 millones de dólares en IA? Algo vendrá por ahí…

 

 

 

                       “ The best way to predict the future is to create it “

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

LA DIRECCIÓN ESCOLAR Y SU EXPONENCIALIDAD: SER UN LIDER KNOWMAD

February 4, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags